. .
. .
. .

martes, 29 de noviembre de 2011

Organización y aprovechamiento


La arquitectura, concebida como la disposición de construcciones para el uso y ambientación de las personas de acuerdo a una finalidad, resulta decisiva en la configuración del espacio.

A través de la arquitectura escolar pretendemos adaptarnos a la dinámica de los usuarios y a los procedimientos de la enseñanza.
La escuela, en las nuevas concepciones, no sirve ya sólo para instruir: pretende formar, y para ello, debe reunir una serie de condiciones que varían según las características de las personas a las que va destinada.


Hay que considerar que el espacio se encuentra íntimamente relacionado con la actividad que en él se realiza, y consecuentemente, al tiempo invertido en ella y al tipo de agrupamiento en el que se integran los escolares.

No obstante, por soluciones organizativas hay que entender aquellas que den mayor estabilidad en un espacio determinado. Los centros cambian constantemente debido a las nuevas exigencias sociales y a los adelantos metodológicos. Debido a ello ya no se piensa en el Centro escolar como en un conjunto de clases dispuestas de forma interminable a lo largo de un pasillo.
Se hacen necesarias nuevas consideraciones que hagan referencia a la idea de escuela abierta.
La ecuela que proponemos tiene los siguientes espacios, que podeis ver el las fotos de las plantas y las maquetas subidas en las entradas anteriores:

En la primera planta:

  1. Aulas.
  2. Hall.
  3. Conserjería.
  4. Secretaría.
  5. Archivo.
  6. Almacén.
  7. Sala de reuniones.
  8. Dirección.
  9. Despachos.
  10. Salas.
  11. Aseos.
  12. Sala de exposiciones.
  13. Despachos.
  14. Sala de reunión de profesores.

Segunda planta:

  1. Salón de actos.
  2. Sala de proyección.
  3. Sala de alumnos.
  4. Usos múltiples.
  5. Aulas.
  6. Aseos.
  7. Sala de exposiciones.
  8. Despachos.
  9. Reunión de profesores.

Tercera planta:

  1. Salón de actos.
  2. Comedor*.
  3. Cocina.
  4. Aseos.
  5. Aulas.
  6. Sala de profesores.
  7. Despachos.
  8. Biblioteca**.
  9. Sala de exposiciones.

Exteriores:

  1. Espacios al aire libre.
  2. Canchas y pistas deportivas.
  3. Gimnasio***.





Aprovechar el espacio escolar no significa hacer diferentes usos de los distintos espacios o masificarlos, sino, sencillamente, racionalizar el uso de las aulas y dependencia, para así obtener el máximo partido posible, y procurar que las actividades que se lleven a cabo cumplan su cometido.


Las fórmulas que permiten flexibilizar el espacio son denominadas por los arquitectos como grados de adaptabilidad.
Aconsejamos buscar estrategias que permitan adecuar, en función de las características del edifico y en la medida de lo posible, la superficie de la cual se disponga.

( Los apartados con los asteriscos *,** y *** se refieren a entradas desarrolladas más adelante)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada